El asma de su hijo: tratamientos con nebulizador

Un nebulizador es un aparato que rocía el medicamento en forma de vapor fino y líquido. A menudo se usa en niños pequeños que no pueden usar inhaladores. El dispositivo tiene un compresor de aire, un recipiente para el medicamento y un tubo conectado a un boquilla o mascarilla. Su hijo inhala el medicamento por la boquilla o mascarilla. Cada sesión de tratamiento dura entre 15 y 20 minutos.

Hay varios tipos diferentes de nebulizadores que se usan con medicamentos para el asma. Estos son:

  • Nebulizadores neumáticos

  • Nebulizadores ultrasónicos

  • Nebulizadores de malla

Las instrucciones pueden variar mínimamente para cada tipo. Asegúrese de saber cómo se usa el nebulizador de su hijo.

Cómo hacer el tratamiento

Los siguientes consejos le ayudarán a administrar el tratamiento a su hijo. Pero consulte siempre con el proveedor de atención médica de su hijo para obtener un diagnóstico. Las instrucciones también varían para cada nebulizador. Asegúrese de saber cómo usar el suyo.

  1. Lávese bien las manos con agua corriente limpia y jabón. Reúna las provisiones necesarias, por ejemplo:

    • Medicamento que se va a nebulizar y solución nebulizadora, como solución salina estéril, en caso de ser necesaria.

    • Equipo nebulizador. Incluye el recipiente, la boquilla, la mascarilla y el tubo para conectar a la máquina nebulizadora.

  2. Busque una actividad tranquila para que su hijo haga mientras está sentado para el tratamiento. Por ejemplo, leer un libro, dibujar o un juego tranquilo.

  3. Coloque el nebulizador sobre una superficie plana. Puede ser sobre la mesa o en el piso.

  4. Enchufe el aparato al tomacorriente de la pared.

  5. Conecte el tubo a la máquina nebulizadora.

  6. Coloque la cantidad de medicamento que le recetaron en el recipiente del nebulizador y ajuste la tapa de forma segura. Algunos medicamentos pueden mezclarse previamente. Otros medicamentos deben medirse.

  7. Conecte el otro extremo del tubo de aire al recipiente del nebulizador.

  8. Conecte la boquilla o la mascarilla al recipiente del nebulizador.

  9. Encienda el aparato.

  10. Asegúrese de que sale un vapor fino con medicamento por la mascarilla o boquilla. La mayoría de los recipientes de nebulizadores deben mantenerse hacia arriba para funcionar correctamente.

    Boquilla:

    • Coloque la boquilla en la boca de su hijo con los labios sellados alrededor.

    • Dígale a su hijo que respire lenta y profundamente por la boca. El vapor debe desaparecer con cada respiración.

    Mascarilla:

    • Coloque la mascarilla sobre la nariz y la boca de su hijo. Pueden utilizarse las bandas elásticas para sujetar la mascarilla en su lugar.

    • Dígale a su hijo que respire lentamente durante todo el tratamiento.

  11. Dígale a su hijo que continúe respirando lenta y profundamente hasta que no quede medicamento en el nebulizador. Quizás deba dar un golpe suave en los lados del nebulizador para asegurarse de que se administra el medicamento.

  12. Apague el nebulizador y quite la boquilla o la mascarilla.

  13. Si tiene que controlar el flujo máximo de su hijo, asegúrese de medirlo antes y después del tratamiento.

Si usa un corticosteroide inhalado, haga que su hijo se enjuague la boca con agua y la escupa. Si su hijo usó una mascarilla, lávele la cara.

Después de cada tratamiento

  1. Desconecte el tubo del recipiente de la máquina nebulizadora.

  2. Abra el recipiente y lave todas las piezas de acuerdo con las instrucciones que trae el nebulizador. También limpie la boquilla o la mascarilla.

  3. Deje secar sobre una toalla limpia. Lávese bien las manos con agua corriente limpia y jabón.

  4. Guarde el recipiente y el tubo del nebulizador secos en una bolsa de plástico.

  5. Una vez a la semana, enjuague el recipiente del nebulizador en una solución de agua y vinagre después de lavarlo, según las instrucciones del proveedor de su hijo. Siga las instrucciones específicas para desinfectar periódicamente el nebulizador, la boquilla y la mascarilla.

Notas para padres

  • Permanezca con su hijo durante el tratamiento con nebulizador.

  • Si su hijo vomita o tiene ataques de tos severos durante el tratamiento, suspéndalo. Deje que su hijo descanse algunos minutos y luego retome el tratamiento.

  • Controle el filtro del nebulizador una vez a la semana. Cuando se destiña, cámbielo por un filtro nuevo.

  • Siempre tenga suministros del nebulizador extra en el hogar. Antes de que se le acaben, llame a la compañía de suministros médicos.

Revisor médico: Amy Finke RN BSN
Revisor médico: Deborah Pedersen MD
Revisor médico: Jessica Gotwals BSN MPH
Última revisión: 4/1/2022
© 2000-2022 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.