Monitoreo fetal

¿Qué es el monitoreo fetal?

En el embarazo y durante el parto, el proveedor de atención médica revisará la salud del bebé por nacer (feto). Esto se logra controlando la frecuencia cardíaca y otras funciones del bebé. El monitoreo fetal es un procedimiento muy común.

Se puede hacer de dos maneras. Puede hacerse en la parte externa del abdomen (monitoreo externo). O puede hacerse directamente en el bebé mientras se encuentra dentro del útero (monitoreo interno):

  • Monitoreo externo. Puede hacerse con una herramienta especial llamada fetoscopio. Es un estetoscopio con una forma diferente. También puede hacerse con ecografía Doppler. Se trata de una herramienta que utiliza ondas sonoras y una computadora.

  • Monitoreo interno.Un cable pequeño (electrodo) se coloca en la cabeza del bebé mientras se encuentra dentro del útero.

La frecuencia cardíaca fetal se monitorea para controlar la frecuencia y el ritmo de los latidos del corazón. Se observa si hay aumento o disminución en el ritmo cardíaco del bebé. También se controla cuánto cambia la frecuencia cardíaca del bebé. La frecuencia cardíaca fetal promedio varía entre los 110 y los 160 latidos por minuto. La frecuencia cardíaca fetal puede cambiar a medida que el bebé responde a las condiciones en el útero. Una frecuencia o patrón cardíaco fetal anormal puede significar que el bebé no recibe la cantidad adecuada de oxígeno o que hay otros problemas. Un patrón anormal también puede significar que es necesario llevar a cabo un parto por cesárea de emergencia.

¿Por qué podría necesitarse un monitoreo fetal?

Para el tipo más básico de monitoreo fetal, se usa un dispositivo Doppler manual para escuchar el ritmo cardíaco fetal. A menudo, esto se hace durante las consultas prenatales para controlar la frecuencia cardíaca fetal.

Con el monitoreo fetal, también se pueden ver problemas en el bebé durante la última parte del embarazo y durante el parto. Se puede ver si es necesario hacer otras pruebas o una cesárea.

¿Cuáles son los riesgos del monitoreo fetal?

No hay riesgos físicos conocidos del monitoreo fetal externo con fetoscopio o Doppler. Puede existir un riesgo leve de infección en el caso del monitoreo interno. El electrodo puede dejar una marca o un corte pequeño en el cuero cabelludo de bebé. Pero esto suele sanar rápido.

Un patrón de frecuencia cardíaca anormal no siempre significa que el bebé esté en peligro. Pero el monitoreo fetal electrónico se relaciona con mayores posibilidades de usar ventosa y fórceps y de tener un parto por cesárea. Hable con el proveedor de atención médica acerca de estos riesgos.

¿Cómo me preparo para un monitoreo fetal?

La preparación para el monitoreo fetal depende de si este será interno o externo. También depende de si se hace en la etapa final del embarazo o durante el parto.

Para el monitoreo fetal externo con Doppler durante el embarazo, quizás necesite tener la vejiga llena. No hay restricción de alimentos o bebidas. Le darán un formulario de consentimiento para que firme. Asegúrese de hacer todas las preguntas que tenga.

Para el monitoreo fetal durante el parto, el proveedor de atención médica le dirá si necesita algún tipo de preparación.

¿Qué ocurre durante el monitoreo fetal?

Los detalles pueden variar, pero el monitoreo fetal electrónico típico incluye lo siguiente:

  • El proveedor le colocará gel en el vientre. Esto ayuda a que las ondas sonoras se envíen desde el vientre hasta la computadora.

  • El proveedor coloca un dispositivo llamado sonda de ecografía (transductor) en el vientre. Se ajusta al vientre con tiras. El dispositivo envía el ritmo cardíaco fetal a una grabadora. La frecuencia cardíaca fetal se muestra en una pantalla. También puede imprimirse sobre un papel especial.

  • El proveedor puede colocar otro dispositivo sobre la parte superior del vientre con un cinturón. Esto se denomina tocodinamómetro externo. Puede registrar el patrón de las contracciones.

En algunos casos, puede necesitar monitoreo fetal interno para una lectura más precisa de la frecuencia cardíaca fetal. Esto solo puede hacerse si la bolsa de líquido amniótico está rota y el cuello uterino está abierto (dilatado) parcialmente. El proveedor coloca un cable pequeño llamado electrodo fetal a través del cuello uterino abierto. Se ajusta al cuero cabelludo del bebé. El electrodo se conecta a un cable. A través del cable, se envía información sobre el ritmo cardíaco del bebé a una computadora.

¿Qué ocurre después de un monitoreo fetal?

Luego de un monitoreo fetal externo, el proveedor quita las tiras y limpia el gel del vientre. Luego de un monitoreo de frecuencia cardíaca fetal interno, el proveedor controla el cuero cabelludo del bebé y limpia el lugar donde se pegó el electrodo.

Próximos pasos

Asegúrese de saber lo siguiente antes de aceptar someterse a la prueba o al procedimiento:

  • El nombre de la prueba o del procedimiento

  • Los motivos por los que se realiza la prueba o el procedimiento

  • Los resultados que puede esperar y qué significan

  • Los riesgos y los beneficios de la prueba o del procedimiento

  • Los efectos secundarios y las complicaciones posibles

  • Cuándo y dónde le realizarán la prueba o el procedimiento

  • Quién es la persona que realizará la prueba o el procedimiento, y sus conocimientos o experiencia

  • Qué sucedería si no se realizara la prueba o el procedimiento

  • Las pruebas o los procedimientos alternativos disponibles

  • Cuándo y cómo obtendrá los resultados

  • A quién llamar luego de la prueba o del procedimiento en caso de tener preguntas o problemas

  • Cuánto deberá pagar por la prueba o el procedimiento

Revisor médico: Donna Freeborn PhD CNM FNP
Revisor médico: Heather M Trevino BSN RNC
Revisor médico: Irina Burd MD PhD
Última revisión: 4/1/2022
© 2000-2022 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.